Webs Personales Globered
Consigue tu propia página web
                                 ESCUELA DE FORMACION DEPORTIVA
                LOS OLIVOS UNITED
 

0 0 0

ESCUELA DE FUTBOL

Por: klauzcruz | Publicado: 06/01/2011 02:07 |

Ante todo, gracias por su preferencia y su confianza, trabajar con niños es una tarea delicada más aun cuando se trata de inculcar una disciplina deportiva. Hay tres tipos de enseñanza o  etapas en que el niño cada vez cambia de nivel a base de esfuerzo, practica, constancia y disciplina. Las cuales son:

-La Recreativa, donde al niño se le distrae a fin de que  este  se divierta aplicando juegos y dejando que el niño se manifieste libremente encaminándolos a  la enseñanza de los fundamentos .Esta etapa esta dirigida a niños que empiezan, es decir desde los cuatro años hasta los seis o siete años, dependiendo de la habilidad del niño para poder enfocarse en un trabajo más técnico.

- La Formativa, donde al niño se le enseñan los fundamentos de la disciplina y se le desarrolla su potencial físico y sicomotriz a través de ejercicios de coordinación y destreza  física preparándolo para su etapa competitiva.

- La Competitiva, donde el niño se le desarrolla en lo táctico basado en su conocimiento, habilidad técnica y actitud. Los niños deben entender que esta etapa se la tienen que ganar en base a su esfuerzo y dedicación.

Se tiene que entender que a esta etapa llegan los niños que han desarrollado su potencial integral (físico, técnico y psicológico) .Lo cual no es algo que se consiga de un día para otro, toma para algunos de ellos, años desarrollar estas etapas, y definitivamente hay niños mas talentosos que otros como en toda índole.

Queda en los padres seguirlos apoyando y motivándolos, porque aun si no llegan a ser deportistas calificados queda como formación de vida la experiencia y disciplina para aplicarlos en otros aspectos de la vida como los estudios y el trabajo.

Cada niño es un mundo diferente y nosotros como padres debemos alentarlos, motivándolos y no presionándolos  ni comparándolos, pues a  ellos  les toca vivir su propia vida y de ninguna manera vamos a conseguir en ellos lo que pudimos o no pudimos conseguir en nuestras propias vidas, pues eso algunas veces resulta negativo tanto en el deporte como en la vida misma.

Hagamos de nuestros niños ejemplos a seguir y conseguir a futuro una estirpe nueva de peruanos de bien, seguros de si mismos y con mentalidad ganadora, mejorando su trabajo individual como en equipo, inculcando valores como la disciplina, el orden, el respeto y la

perseverancia, no dejar que se den por vencidos tan fácilmente y se vuelvan  campeones.

Mejoremos la calidad de nuestros niños, al final ellos se los agradecerán.